Ingredientes

  • 8 pimientos frescos, rojos, del pico
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • aceite
  • tomate natural
  • una pizca de mantequilla
  • sal, azúcar, un poco de pimienta blanca
  • media taza de vino blanco
  • una copa de coñac
  • un poco de harina
  • un cuarto de picadillo
  • un tazón de leche
  • un poco de mantequilla o aceite
  • 3 cucharadas de harina.

Preparación

En una sartén se pone el aceite con una cebolla y el ajo picados. Se fríen sin que se quemen, se añade el picadillo, un poco de sal y pimienta y se fríe un poco. Se aparta del fuego y se reserva.

En un cazo se comienza la bechamel poniendo la mantequilla o aceite y cuando esté caliente, se le va añadiendo la harina, poco a poco y sin dejar de revolver hasta que se forma una crema. Se le añade la leche caliente mientras se sigue dando vueltas y un poco de sal.

A esta bechamel se le añade el picadillo y demás que teníamos reservado. Se sigue dando vueltas y se pone en una bandeja para que se enfríe.

Se rellenan los pimientos enteros con el picadillo y bechamel, se pasan por harina y huevo y se fríen. Se van colocando en una cazuela.

Salsa langostada

Se pone en una cazuela aceite, cebolla y ajos picados. Se fríen y se le añade una lata de tomate natural, una cucharilla de mantequilla, sal y azúcar, un poco de pimienta blanca.

En otro cazo, se pone una copa de coñac a quemar y se le añade cuando tiene llama a la salsa de tomate.

En otro cazo, se disuelve en media taza de vino blanco, una cucharada rasa de harina, se disuelve con la mano y se le agrega poco a poco el tomate mientras se revuelve. Se pasa por el turmix y que hierva un rato.

Luego se le añade a los pimientos, que hierva un momento y se sirven.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies